BLOG

¿Vajillas compostables o biodegradables?

15 May 2017, by Industrias Betik en Noticias

Hoy en día coexisten tantos términos distintos a la hora de hablar de productos ecológicos que, si no los usamos con cuidado, corremos el riesgo de vaciarlos de sentido.

Si nos fijamos en las etiquetas de muchos productos, desde el papel higiénico hasta las vajillas, muchos fabricantes tratan de explotar la etiqueta de moda. El “verde ecológico” vende, y se llega a etiquetar cualquier producto de formas muy creativas para que parezcan verdes cuando muchas veces no lo son.

Hay varios términos que se usan hasta la saciedad, y sólo unos pocos los que tienen algún sentido real. Centrémonos en los productos del hogar, específicamente a los relacionados con el plástico, el papel y las fibras vegetales. La mayoría de las personas saben que mucha de la basura que se produce en el hogar es reciclable.  Todos los días hay diferentes campañas encaminadas a concienciar sobre el reciclaje y a explicar que por ejemplo un envase de plástico puede tirarse en un contenedor amarillo y este será reciclado. Por tanto, este término es de conocimiento común.

 

 

En cambio, uno de los términos más confusos, y que cada día se utiliza menos es el término biodegradable. Mientras que la idea de la biodegradabilidad suena muy bien; algo que se descompone y se transforma en carbono y oxígeno, componente poco sospechosos… es algo que sucede muy poco en los vertederos de hoy en día. Dado que estos vertederos no ofrecen ni la luz solar ni el oxígeno necesario para la descomposición, este proceso puede ser perjudicial. Estos problemas que restringen una correcta descomposición, también contribuyen a la liberación de metano en vertederos. Y este gas, el metano, es uno de los causantes del tan famoso calentamiento global.

 

Por tanto, uno de los término que deberíamos tener en cuenta en el etiquetado de los productos es el término compostable. Se refiera al embalaje o al contenido, el término compostable tiene una muy clara definición. Cuando algo es compostable, se decompondrá en material orgánico denominado biomasa y agua. Un proceso simple y natural que lleva produciendo en este planeta desde sus inicios. Cuando las primeras hojas de los árboles caen al suelo en el bosque, pequeños organismos digieren el material, lo descomponen y lo convierten en biomasa que enriquecerá la tierra. Este proceso es lento y gradual. Existen hoy en día lugares específicos dedicados al compostaje donde se acelera este proceso para convertir los deshechos compostables en biomasa.

En Betik apostamos por lo verde y por eso contamos en nuestro catálogo con las vajillas compostables de hojas de palma, de caña de azucar y de pulpa de trigo.